Inicio / hogar / COMO BLANQUEAR LA ROPA, SIN BLANQUEADOR

COMO BLANQUEAR LA ROPA, SIN BLANQUEADOR

Hola de nuevo queridos lectores de comolorealizo.com, para hoy tengo otro maravilloso truco casero que no falla.

Es casi para asegurar, que en ningún guarda ropa o closet del mundo, falte una prenda blanca. Desde luego existirá alguno que otro closet sin una prenda blanca. Pero hoy nos interesan precisamente las prendas de ropa blanca.

Aunque la ropa blanca es muy bonita, clásica, elegante y versátil. Es también muy fácil de ensuciar. Puede que seas de esas personas sumamente cuidadosas con la ropa, pero de igual manera la ropa blanca es  esclavizante. Porque si no es por cualquier manchita, es porque se ensucia demasiado rápido es porque suele ponerse amarillenta con el tiempo. 

También hay que tener mucho cuidado al lavar la ropa blanca ya sea a mano o en lavadora. Ciertos jabones suelen maltratarla y hasta mancharla. Los blanqueadores son tan fuertes y abrasivos que maltratan y hasta rompen nuestra ropa. Dependiendo de la cantidad de blanqueador también sucede que estos hacen el efecto contrario, curtiendo nuestra ropa.

El caso es que muchos tenemos esa querida prenda de ropa blanca, que por más curtida, amarillenta u opaca que este no queremos salir de ella.

Algunos lectores pensaran que exagero. Pero no, en mi caso particular una vez lleve hasta la tintorería una blusa que estaba amarillenta. Me dijeron que la diferencia no sería mucha, que se le quitaría un poco lo amarillento pero igual se vería algo curtida. Así fue, de igual forma no quise salir de mi blusa blanca, pero tampoco podía ponérmela estando en ese estado. No paso mucho tiempo hasta que me hablaron sobre un genial truco para blanquear la ropa.

Por ser un truco casero, como siempre solo necesitamos pocas y económicas cosas. Y para este truco en particular vamos a necesitar también la colaboración del clima brindándonos un maravilloso día de sol.

El Truco

Lavaremos nuestra prenda de ropa blanca a mano. Si el agua de tu casa suele salir con mucho cloro, llena un tobo o ponchera y déjala reposar. (La necesitamos lo más limpia y cristalina posible).

Mojamos completamente nuestra ropa blanca y la enjabonamos con jabón de pasta azul. Creamos suficiente espuma sin que llegue a ser demasiada. 

Para el próximo paso es donde necesitaremos la ayuda de nuestro maravilloso sol. Debemos buscar una superficie (extremadamente limpia) donde podamos colocar nuestra ropa por un buen tiempo, sin enjuagar. Debes dejarla con el jabón (azul de pasta, no lo olvides). Si lo haces a las horas cuando el sol está más fuerte mucho mejor.

Después de esto restriega suavemente la ropa y enjuágala con abundante agua. De nuevo ten en cuenta que el agua debe estar lo más limpia y cristalina posible.

Al escurrir la ropa procura no exprimirla demasiado fuerte.

Luego déjala secar al sol naturalmente. (No uses la secadora).

Eso es todo, veras que tu ropa amarillenta y curtida ya no lo estará más y quedara tan blanca como las nubes en un día de sol.

 

También te puede interesar:   COMO HACER UNA MEMORIA CASERA
loading...

Te recomendamos que veas:

COMO ESTAR SEGUROS EN INTERNET

Aunque la invención del internet lleva una precedente historia desde el año 1947, es en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *