Inicio / Belleza / Cómo se hacen los diamantes de laboratorio

Cómo se hacen los diamantes de laboratorio

Durante años, los diamantes han sido considerados joyas cuya singularidad y extrema belleza han cautivado el mercado. De tal manera, que los esfuerzos por obtener tan valiosa gema no han sido en vano. Es así como surgieron nuevas técnicas con resultados asombrosos. Son muchos los que desean saber cómo se hacen los diamantes de laboratorio y aquí se los mostraremos.

¿Qué son los diamantes de laboratorio?

Las piedras sintéticas, si bien ya tienen varios años en el mercado; han cobrado un gran significado al dejar a un lado la explotación minera y por supuesto, sus precios más bajos. Surgen para satisfacer la alta demanda en joyería de una forma más accesible y sostenible.

En esencia, son química y ópticamente iguales a los diamantes naturales. La diferencia es que el proceso geológico que generalmente se da de forma natural durante millones de años en el manto terrestre; es simulado a través de técnicas avanzadas en un laboratorio.

Adicionalmente, esta combinación de nuevas tecnologías, le ha agregado un valor adicional a la joyería; al obtener fascinantes matices y patrones intrincados que cautivan al consumidor. Su producción se encuentra bastante consolidada en el mercado internacional, siendo su costo una opción indiscutible.

¿Cómo se hacen los diamantes de laboratorio?

Existen diferentes métodos que permiten la fabricación de tan preciosa piedra. Sin embargo, vale la pena mencionar dos vías en particular que son de preferencia en esta creciente industria. 

Deposición Química de Vapor (CVD – CHEMICAL VAPOR DEPOSITION)

Este método comienza con el uso de un material conocido como carbono tipo IIA. Dichas láminas son incorporadas a una cámara de vacío, donde se expondrán a altas temperaturas (900°) y diferentes tipos de gases. Es este proceso lo que permite generar la alteración de la estructura molecular. Por lo tanto, da inicio a la formación de cristales que culminará con la creación de un diamante.

En otras palabras, es cristalización de moléculas de carbonos (del mismo modo en que ocurre en la naturaleza); pero acelerados en un proceso controlado dentro del laboratorio. 

Alta Presión, Alta Temperatura (HPHT – HIGH PRESSURE AND HIGH TEMPERATURE) 

Este método es el de mayor similitud a las condiciones naturales de crecimiento de un diamante. Al igual que el anterior, se dispone del material de carbono dentro de maquinarias. Una vez allí, es sometido a elevadas condiciones de presión y temperatura (50000 atm y 13000 °C); así como catalizadores de metal y grafito que aceleran el proceso. 

Al finalizar esta fase inicial de conversión, toma una cierta cantidad de tiempo el crecimiento del material. Finalmente, el diamante en bruto se extrae para ser tallado y pulido. No existen límites en cuanto al tamaño y de ahí, su gran rentabilidad.

diamantes de laboratorio

¿Cuál es la diferencia entre un diamante de laboratorio y uno natural?

Cuando hablamos de cómo se hacen los diamantes de laboratorio, es fácil visualizar que tanto los diamantes creados como los naturales, se encuentran constituidos por carbono puro. Por lo tanto, la composición química permite que ambos productos cuenten con las mismas particularidades visuales.

Ahora bien, la mayor diferencia se encuentra en la rareza intrínseca de los diamantes naturales. Detrás de su formación existen miles de años y fenómenos geológicos que generaron esas fascinantes formas que hoy disfrutamos. De tal manera, que esta singularidad y carácter de irrepetible, les da un valor adicional a los diamantes naturales de forma impresionante. 

Por otra parte, las nuevas tecnologías permiten obtener diamantes de laboratorio de la misma calidad de la alta joyería. Es por esta razón que la identificación de los diamantes actualmente, solo es posible de la mano de un experto en el área con equipo especializado.

¿Cuál sería la mejor inversión en diamantes?

Todo depende de la intención. Si deseamos adquirir una joya de estilo decorativo, para celebrar una ocasión especial; los diamantes de laboratorio son una opción que vale la pena considerar por su gran belleza y costo relativamente bajo. Sin embargo, su producción ilimitada hace que su valor en el mercado disminuya con el paso del tiempo.

Por otro lado, los diamantes naturales poseen un valor intrínseco por su condición propia, rareza y escasez. De tal modo que este tipo de joyería es una inversión de calidad que incrementa su valor en el mercado conforme transcurren los años. Para aquellos cuya adquisición es accesible, representan un producto de gran impacto emocional y monetario. 

diamantes hechos en un laboratorio

Beneficios de los diamantes de laboratorio

Costo

Como ya hemos mencionado, la posibilidad de producir cantidades ilimitadas en poco tiempo hace de los diamantes de laboratorio una opción significativamente menos costosa que los diamantes naturales. Esto los convierte en la alternativa predilecta para una gran mayoría de personas y profesionales.

Ahora bien, es importante destacar que al momento de adquirir alguno de estos productos, los factores como el quilataje, la talla o el color influyen de manera considerable en el precio. Todo esto, es aplicable sin importar el origen de la piedra. 

Atractivo

Al ser químicamente iguales o similares, el atractivo de los diamantes de laboratorio es equiparable sin lugar a dudas al de los diamantes naturales. Sus patrones y óptica de gran belleza son insuperables. Adicionalmente, cuentan con un brillo natural que los destaca, compitiendo de forma equiparable con cualquier otra gema.

Variación de color

Todos nos hemos enamorado de los colores que los zafiros o los rubíes deslumbran a la distancia. Por ende, seguramente apreciarás que una característica que destaca a los diamantes de laboratorio, es la capacidad de jugar con diferentes tonalidades.

Si bien se pueden sintetizar piedras incoloras, la realidad es que los diamantes de colores son una joya única de gran valor que no tiene nada que envidiarle a ninguna gema. Desde matices rosáceos, hasta colores intensos que serían costosos en una piedra natural; el impacto visual que estos generan no tiene límites.

Ya conoces cómo se hacen los diamantes de laboratorio y todos los beneficios que este puede aportar. Sin duda alguna, son una joyería de alta gama que destaca entre los demás con una fabricación sostenible y económica. ¿Cuál prefieres tú? 

loading...
También te puede interesar:   Maquillaje estilo Kawaii o Japones
loading...

Te recomendamos que veas:

paso a paso de como se hacen los cascos

Cómo se hacen los cascos

El casco es un elemento de protección indispensable que todos conocemos. Ya sea que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.